Pico Bellota (Eslida)

12 de Octubre

Es hora de obtener algunas de las vistas más impresionantes que ofrece la Sierra de Espadán. En esta ocasión vamos a unir dos picos: Puntal de l’Aljub y Pico Bellota, en los municipios de Chóvar y Eslida.

Dificultad: media/alta (12km con 600m de desnivel positivo).
Nivel técnico: medio (empinada subida, algunos caminos rocosos).
Traed por lo menos 1l de agua, comida, ropa cálida y zapatillas de senderismo.


La Ruta

El sendero recorre la población de Eslida por sus empinadas calles para salir a la carretera, CV-219, que seguimos hasta que cruza el barranco de Chóvar. Encontramos de frente un camino de tierra junto al cauce del barranco que seguiremos. Se trata del antiguo camino vecinal a esta población. Durante el recorri-do pasaremos por una antigua mina de blavet. Saldremos a un camino asfaltado que seguiremos hasta el Puntal del Aljub (944 m) lugar con unas vistas privilegiadas, tanto, que en la actualidad cuenta con un observatorio forestal. La senda no abandona la vertiente de aguas hasta el collado de Aín, punto de paso del camino de que unía Chóvar y Aín. Muy cerca de esta ubicación se encuentran los restos del pozo de nieve de l’Oret o del Pinar del Retor. Siguiendo el mencionado camino se llega al coll de Barres, para luego descender por el camino de l’Oret, coincidiento con el GR-36.A la altura de la font de la Figuera se deja el trazado del GR y se dirige a la font de les Escaletes, para poco después seguir por la senda que nos conduce a la carretera de Chóvar, ya muy próximos a la población.


La Cresta

Como he mencionado anteriormente, tendremos que caminar por la cresta para unir los dos puntos más altos de esta ruta: Puntal de l’Aljub y Pico Bellota. No hay desniveles realmente pronunciados en ninguno de los lados, pero hay algunos senderos rocosos que requieren los pasos cuidadosos. Como podéis imaginar, caminar por la cresta nos dará la oportunidad de tener las vistas del mar Mediterráneo y los llanos por un lado, y la totalidad de Sierra Espadán por el otro. El Pico Espadán es el que más destaca entre ellos, aunque también cabe mencionar los más cercanos (como Batalla y Carrascal). Aparte de eso, tendremos buenas vistas del valle, con Chóvar a un lado y Eslida, nuestro punto de partida, al otro.


Eslida

De origen árabe, el casco urbano de Eslida está compuesto por calles estrechas y muy empinadas que se adecuan a la orografía del terreno y que encaminan al visitante hacia las ruinas del antiguo castillo y su torre del homenaje, una de las pocas con planta triangular que existen en la Comunitat Valenciana. En las afueras del municipio, se puede visitar además L’Arc de la Rambla, un acueducto sobre el río Anna, y el Molí d’Aire, restos de un antiguo molino de cereales. Destacan también Els Corrals, utilizados para guardar el ganado y construidos en piedra seca.Sus cultivos producen una almendra de gran calidad y un aceite exquisito, muy apreciado para su consumo en crudo. No nos podemos olvidar de la miel producida en la localidad desde hace siglos.En cuanto a la gastronomía, son platos típicos la “olla de poble”, la “olla de col” y la “olla de cards i bledes”. En la repostería destaca la coca celestial, “les orelletes” y los buñuelos de higo. Si nos adentramos en el entorno natural de Eslida situada en el corazón de la Sierra de Espadán, declarada Parque Natural en 1998, nos brinda sus frondosos bosques de alcornoques y pinares, tapizando montañas que rozan los mil metros de altitud de las que nacen las numerosas fuentes que salpican el término. Rincones de singular belleza que podemos descubrir siguiendo alguno de los diferentes itinerarios que encontrarás en este mapa.


Si os interesa hacer esta ruta en una excursión privada, por favor usad la forma de contacto abajo:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.