Cascadas de Anna

La ruta ideal para hacer en verano con varias zonas de baño en las cascadas y los charcos de Anna, pero también es posible hacerla en otras épocas del año cuando hay más agua en ríos y las cascadas son aún más impresionantes.


Gorgo de la Escalera

El Gorgo de la Escalera es un bello paraje natural próximo al casco urbano de Anna, muy cercano al campo de fútbol, donde aparece como un gran cañón esculpido por las aguas del río al cual se accede a través de 136 escalones. En sus frías aguas uno puede darse un baño o simplemente relajarse con la contemplación del paisaje y el sonido del agua que se precipita en forma de cascada en las profundidades del barranco, en otro tiempo aprovechada para la producción de electricidad.

Pero lo realmente atractivo del paraje, muy común y masificado en época estival, son las bellas cascadas que bautizan la zona de baño a la que se accede por los escalones. Estos saltos, sin embargo, son de muy difícil acceso si no se practica barranquismo acuático, pero es posible tomar otro camino para llegar hasta ellas.

Fuente: ValenciaBonita.es


Gorgo Gaspar

A tan solo unos minutos del pueblo, nos encontramos con la cascada del Gorgo Gaspar, donde podréis comer si lo deseáis en unos banquitos de piedra junto al rumor de un bonito salto de agua y un puente cercano a él. A este rincón también se le conoce como Gorgo de Palet, tal y como nos mencionan desde el ayuntamiento de la localidad, cuyas aguas procedentes de la Albufera de Anna conforman un salto que en otro tiempo daba energía hidráulica a una fábrica textil por medio de una noria, unas aguas que río abajo seguían aprovechándose para poner en funcionamiento otras industrias.


Cascada de los Vikingos

Descendiendo por la senda y dejando atrás el Gorgo Gaspar, hallamos las ruinas de la “Fábrica Miguelín”, para luego desviarnos hacia la impresionante Cascada de los Vikingos, donde seguramente os mojaréis con las microgotas que rebotan y golpean en las piedras de la poza de este bello salto, además de que posiblemente os encontréis con gente practicando barranquismo acuático.


Gorgo Catalán

El Gorgo Catalán, pequeño lago rodeado de árboles cuyas aguas proceden del manantial de la Fuente Negra. El lugar acondicionado para el baño dispone de un trampolín donde quien guste puede lanzarse a las profundidades de sus aguas. Muy próximo a este lugar se encuentra el río de Anna al cual podemos descender siguiendo el sendero local señalizado.


Albufera de Anna

El Lago de la Albufera se encuentra a 1 km de distancia del municipio de Anna. Los múltiples nacimientos de agua que hay en sus profundidades posibilitaron asentamientos humanos en este paraje desde el Mesolítico, como demuestran los yacimientos encontrados. Sus aguas se dirigen hacia el pueblo, conformando varios ramales. Uno de ellos discurre por el paraje de L’Assut hasta precipitarse en el Gorgo Gaspar, otros afloran en lavaderos y abrevaderos, mientras que por el casco antiguo de la villa, la Acequia Madre atraviesa la Avda del Pantano y la Plaza de la Alameda, llegando al río.

Ya en época musulmana el pueblo Almohade lo convirtió en un embalse con el fin de regar las tierras próximas, una misión que no ha dejado de tener a lo largo de los siglos, aunque desde mediados del siglo XX la Albufera se acondicionó para convertirla además en un destino turístico. La laguna está bordeada por pinos y plataneros que permiten disfrutar al visitante de agradables paseos bajo su acogedora sombra. Patos, ocas y garzas anidan en la isla que emerge del centro del lago, mientras en sus profundidades encontramos carpas y barbos.

Fuente: Ayuntamiento de Anna


El Palacio de los Condes de Cervellón


Foto de Antonio Marín Segovia (http://agendacomunistavalencia.blogspot.com.es/)

Además de albergar un precioso paraje natural, la localidad esconde un palacio muy bello en su interior al que muchos llaman “la pequeña Alhambra valenciana”. El llamado Palacio de los Condes de Cervellón, rehabilitado hace unos años con la finalidad de convertirlo en un Centro de Difusión Patrimonial, alberga actualmente el Museo Etnológico de la Villa y el Museo del Agua, aunque en un futuro próximo dispondrá también de un Museo Arqueológico. Así mismo, sirve, con las salas cristianas, de espacio para exposiciones permanentes, ofreciendo al visitante el patrimonio cultural de los habitantes de Anna.

Su precioso Patio y Sala Árabe, entre otras estancias, os harán viajar a un pasado a través de su arquitectura y decoración, fruto de la espléndida recreación llena de mosaicos cerámicos, artesonados y yeserías. Recorrer este viejo palacio hará que os sumerjáis en la historia de Anna.

Fuente: ValenciaBonita.es


Otros lugares de interés cercanos

La Cabrentá

Entre enormes rocas que parecen puestas por gigantes, se esconde un bosque húmedo de incalculable valor, único en la Comunidad Valenciana: la Cabrentà. También conocida como la Selva de Estubeny es un de incalculable valor botánico, faunístico y geológico que conoció por última vez la actividad humana al acabar la guerra civil. Esto, y la suma de años y un microclima especialmente húmedo, ha propiciado que hoy en este lugar podamos apreciar uno de los pocos ejemplares de selva mediterránea.

Fuente: ValenciaBonita.es

El Salto de Chella

El Salto de Chella es el paraje más emblemático de todo el término, cada vez que alguien hace referencia a Chella no puede evitar hablar de la espectacular cascada de 25 metros de altura localizada en el cauce del río Sellent a su paso por la localidad. Si bien su belleza es el principal atractivo de este paraje, no se puede obviar los encantos que encierra los alrededores como las ruinas de la central electrica, “la cueva que llueve” o “el paraiso”.

Fuente: La Web de Chellinos


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.