Finde de Castillos y Castillos

6-8 de Diciembre

Vamos a Marina Baixa de Alicante para pasar 3 días allí, visitando Castellet y Los Arcos en Castell de Castells , castillo, embalse y museo de microminiaturas en Castell de Guadalest y paseando por Fuentes de Algar.


Viernes: Castell de Castells

Por la mañana iremos con coches desde Valencia hasta Castell de Castells, tomaremos un café allí y vamos a empezar una de las rutas con mejores vistas de la provincia de Alicante es la que nos lleva hasta el Castellet, situado a más de mil metros sobre el nivel del mar, en una de las sierras más impresionantes, la Serrella

Dificultad: media/baja (9.6km con 470m de desnivel positivo)
Fuente: castelldecastells.es
Más información y fotos: Más allá de la Ciudad


Sábado: Embalse de Guadalest

El sábado por la mañana iremos al Castell de Guadalest para hacer la ruta circular del embalse de Guadalest. Al pie de la población, rodeado por 3 de las más agrestes y bellas sierras del norte de Alicante (Aitana, Aixortá y Serrella), se encuentra el embalse del río Guadalest, cuya ladera norte (solana) es recorrida por una pista asfaltada que se inicia en la presa del embalse y llega a Beniardá, mientras que en la ladera sur (umbría) se encuentra una pista no asfaltada (en algunas partes un sendero) que hace el trayecto inverso, formando en conjunto una ruta circular alrededor del embalse.

Dificultad: fácil (9.66km con 166m de desnivel positivo)
La ruta: Wikiloc


Ya que la ruta es fácil y durará sobre 3 horas, podemos comer en un restaurante en Guadalest. Dato interesante: Guadalest es el pueblo de España con más museos por habitante. Así no podemos tener la visita completa sin visitar ningún museo. A mi me parece más interesante el Museo de Microminiaturas. Entonces, después de comer vamos a disfrutar las vistas desde varios miradores del pueblo y luego visitar el museo.


Domingo: Fuentes de Algar + Ruta de los Arcos

Vamos a dedicar la mañana a visita a los Fuentes de Algar. La visita consiste en el recorrido por un circuito de 1,5 km de longitud a lo largo del cauce del río Algar (“cueva” en árabe) para ver el paisaje – fruto del modelado kárstico de la roca caliza: las espectaculares cascadas; las numerosas fuentes manantiales que brotan de la roca; los “tolls” (remansos de agua) en donde se pueden tomar refrescantes baños de aguas puras y cristalinas, antiguamente consideradas como “fuente de salud”; la antigua presa, el imponente canal y las acequias centenarias todavía hoy en uso.

Más info: lasfuentesdealgar.com


Depués de los fuentes vamosa almorar y ir con coches hasta Castell de Castells para hacer una pequeña ruta que nos llevará a una maravilla natural única formada por la lenta disolución de la roca caliza, el doble arco de Castell de Castells. Si ya no tenemos ganas de caminar mucho, podemos cortar la ruta e ir directamente a los Arcos.

Dificultad: Baja (8.2km con 230m de desnivel positivo)
Fuente: castelldecastells.es
Más información y fotos: Más allá de la Ciudad


Alojamiento

Vamos a alojarse en un castillo casa rural El Almendro y La Montaña en Tárbena. Hay 5 habitaciones en casa, tres con cama de matrimonio y dos con dos camas individuales. Asícabemos 7 personas, o hasta 10 si hay parejas que pueden dormir en cama de matrimonio. La casa dispone de baños privados, calefacción, un bar, toallas y sabanas.


Tàrbena, un pueblo orgulloso de su origen mallorquín

La expulsión de los moriscos del Reino de Valencia, hace ahora 409 años, supuso el vacío de decenas de núcleos de población y el abandono de grandes extensiones de cultivo. Bastantes de esos lugares fueron repoblados con mallorquines, como buena parte de lo que hoy es la Marina Alta y las zonas aledañas de la Marina Baixa, el Comtat y la Safor.
Centenares de personas procedentes de Balears se establecieron, con la presumible mediación de nobles y terratenientes de la época, en localidades que habían quedado del todo o casi desiertas. Una de ellas fue Tàrbena, donde cuatro siglos después aún se percibe con nitidez la huella mallorquina.
Este municipio del interior de la Marina Baixa, con 640 habitantes en la actualidad, conserva numerosos rasgos de su origen balear en el habla y en las costumbres. El más destacado, y por el que más se identifica el origen mallorquín de los vecinos, es el llamado parlar de sa: el uso del artículo ‘es’ o ‘sa’, y el plural ‘ses’, para identificar las cosas, tal y como es habitual en Balears.

Fuente: diariodemallorca.es


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.