Las Dos Cascadas

Aquí está el reportaje del nuestro viaje de fin de semana a las cascadas en el borde de la Comunidad Valenciana: Cascada del Arquero en Puertomingalvo, Teruel y Cascada del río Carbo en Villahermosa del río, Castellón.


Día 1 – Puertomingalvo y Cascada del Arquero

Decidimos tomar la Autovía Mudéjar y luego conducir por tierras de Teruel para llegar a Puertomingalvo. El viaje desde Valencia dura aproximadamente dos horas, pero hay varias vistas impresionantes por el camino e incluso una opción para hacer parada en un mirador, justo después de pasar Linares de Mora, para contemplar las vistas del pueblo desde arriba. Unos 20 minutos más y llegas a Puertomingalvo.


El camino a la cascada es un descenso bastante largo al valle, con una pérdida de elevación de 500m en 5 kilómetros. La ruta está marcada bastante bien con señales y balizas blancas y amarillas del sendero PR-TE 25.

Hay un puente de madera que sirve para llegar a la cascada, y luego volver, lo que añade un poco de emoción a la caminata. Más de puentes como esta tocaría cruzar el día siguiente.


Cascada del Arquero

Los primeros vistas de la cascada ya se puede contemplar desde lejos, mientras se acerca, pero es mucho más impresionante de cerca. Hay una bonita abertura entre árboles y rocas, con un área para descansar, contemplar la cascada, bañarse y hacer un picnic.

El nombre de la cascada – “Arquero” viene de las palabras “arco iris”, que está formada por la cascada y se puede ver desde cierto ángulo.


Puertomingalvo

El pueblo orgullosamente toma el título de “uno de los pueblos más bonitos de España” y con razón: las calles y las casas están cuidados bastantemente bien, y les dan la oportunidad de dar un agradable paseo, por una iglesia impresionante, un castillo y varios miradores para contemplar el paisaje de alrededor. También debe mencionarse la panadería, ya que sirvió como lugar para (sobre) reponer las calorías gastadas en la caminata e incluso al día siguiente. Dato curioso: muchas calles tienen nombres bastante curiosos (por ejemplo, Callizo de la tía María o Rogelia) y aparentemente puedes caminar por algunos de ellos más rápido de lo que puedes decir el nombre de la calle.


Masía Roncales

El alojamiento fue el más acogedor de todos nuestros viajes hasta ahora. Una casa rural, utilizada como escuela hace décadas, convertida en un lugar excelente y tranquilo para pasar un par de días en la naturaleza. La ubicación es idílica, a un par de kilómetros de Villahermosa, en un valle tranquilo, al lado del río Carbo. Hay una gran sala con literas y un par de habitaciones dobles. Los anfitriones son muy acogedores y están dispuestos a contarte muchas historias sobre la flora y los hongos locales, hadas, estrellas y constelaciones, plantas medicinales o cualquier otra cosa que te interese. También intentan hacer que la casa sea lo más sostenible posible, con electricidad proveniente de paneles solares y muchas plantas cultivadas en su jardín. El cocinero, Jordi, merece ser mencionado por separado, ya que las comidas que ha cocinado fueron probablemente las mejores que he probado en España hasta ahora.

Página web: Masía Roncales


Día 2 – Cascada del río Carbo

La caminata del segundo día fue más corta, pero igual de impresionante. Son poco más de 3 km de ida si comienzas desde Masía Roncales, o 2 más si comienzas desde Villahermosa. El camino pasa a lo largo del río durante todo el tiempo y está marcado bastante bien con señales y balizas rojas y blancas de un sendero de larga distancia GR-7.

Ya que el sendero va a lo largo del río, debes cruzarlo varias veces. Hay puentes de madera en el camino que facilitan eso y hacen que la caminata sea mucho más divertida.


La Cascada

La cascada es muy pintoresca y te da la oportunidad de bañarse en una pequeña poza natural debajo de ella. Aunque el agua estaba bastante fresca (menos de 15°C, diría), es difícil no saltar al agua en un caluroso día de verano (otoño). Y no es de extrañar, ya que frases como “la mejor piscina natural que he visto” son bastante comunes en este lugar.

Los alrededores deben ser mencionados por separado, ya que la proximidad a Penyagolosa hace que el paisaje sea bastante montañoso y pintoresco, mientras que el sendero oscila ligeramente mientras se sigue a lo largo del río.


Para concluir, debo decir que lo pasamos genial durante estos dos días, ya que la gente era tan simpático como los alrededores, mientras que el ambiente general era bastante relajado durante todo el viaje. Algo para repetir seguramente!

4 comentarios en “Las Dos Cascadas

  1. ¡Un viaje espectacular! Pueblos con mucho encanto, rutas muy bonitas, y el pozo mas profundo y claro que he visto en una ruta. Muy buen rollo entre buena gente. Comida, comida, ¡y mas comida!

  2. Un fin de semana que se agrega a uno de los mejores que he vivido hasta ahora. La organización de parte de Dmitry fue excelente y las personas con las que compartimos hicieron que esta experiencia sea única!

  3. Un finde inolvidable por la belleza del paisaje, el encanto de la Masia, la buena organización de Dimitry y como no, la buena compañía

  4. Un fin de semana formidable. Era la primera vez que viajaba con Dmitry y seguro que repetiré. Una fantástica organización y una compañía excepcional. Muy, muy contenta, la verdad. Gracias a todos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.