El Mundo de los Alcornoques

Hoy os cuento sobre un árbol especial, nativo de la región mediterránea. Este árbol, entre otros lugares, abunda en el Parque Natural de la Sierra Espadán y forma un papel fundamental en su ecosistema. El árbol de que estoy contando es mi favorito de todos los árboles – el alcornoque (Quercus Suber L).
Algunos de ustedes ya lo saben, mientras que otros se sorprenderán por el hecho de que los tapones de corcho están hechos de la corteza de este árbol. De hecho, solo un árbol puede crear 4000 tapones para botellas de vino, lo que permite que el vino envejecido respire sutilmente a través de los poros del corcho. Esta es una propiedad única de los alcornoques, pero no termina ahí. Sigue leyendo para conocer más cosas curiosas sobre este magnífico árbol.

Saca del Corcho

Una de las características especiales de los alcornoques es que su corteza, el corcho, se puede cosechar sin dañar el árbol. Este proceso solo puede tener lugar durante el verano – desde finales de mayo hasta agosto. Sin embargo, es fundamental que las células responsables del recrecimiento de su corteza mantengan su actividad y continúen dividiéndose. Esto solo es posible cuando hay bastante agua disponible en la planta. Por lo tanto, el árbol debe estar bien hidratado para que cualquier extracción de corcho sea posible.

Los alcornoques tienen una larga vida útil, unos 200 años en promedio. Dado que estos árboles necesitan tiempo para crecer y madurar, se necesita mucho tiempo para obtener corcho de un árbol recién plantado. La primera etapa de cosecha solo tiene lugar cuando el árbol alcanza los 25 años de edad, y la cosecha posterior -que no es perjudicial para el desarrollo del árbol- puede ocurrir cada 9 años. Pero solo cuando el árbol alcanza los 40 años, el corcho obtiene la calidad indispensable para producir tapones de corcho. Esto significa que solo después de una tercera etapa de cosecha, los agricultores pueden obtener el corcho de calidad que buscan.

Más información sobre la saca del corcho en Corkor.com

La Resistencia

Ha tardado millones de años, pero los alcornoques se han adaptado muy bien al clima mediterráneo. El árbol tiene otra cualidad única; su corteza actúa como aislante en caso de incendios forestales. Mientras que muchos otros árboles tendrían que regenerarse completamente a partir de semillas, las ramas de alcornoque rápidamente vuelven a brotar y recomponen el dosel del árbol. Esta rápida regeneración es una gran ventaja (o un buen comienzo) cuando se recupera de un incendio forestal.
Otra gran característica del alcornoque es su resistencia a las sequías. Durante los meses de verano, estos árboles (al igual que otros) reducen sus pérdidas de agua a través de sus hojas con la ayuda de los estomas (poros) que controlan los intercambios de gases. Aparte de eso, el árbol debe mantener una hidratación suficiente. Un extenso sistema de raíces ayuda al árbol a lograr esto, no solo a través de su extensión horizontal, sino también llegando a varios metros de profundidad por debajo del suelo. Esto permite la extracción de agua del subsuelo e incluso de las capas freáticas.

Hábitat de los Alcornoques

Alentejo, Portugal
Los alcornoques son nativos de la región mediterránea y requieren un ecosistema específico llamado “Dehesa” en español (o Montado en portugués). La razón por la que menciono los términos en estos dos idiomas es que la mayoría de los alcornoques crecen en Portugal (32% de los bosques de alcornoques en todo el mundo) y España (22%). Y si nos fijamos en la producción de corcho, las cifras se inclinan aún más hacia Portugal, ya que más de la mitad (52,5%) de todo el corcho se produce en Portugal. Especialmente impresionante es el hecho de que casi las tres cuartas partes de los alcornoques portugueses crecen en una sola región – Alentejo. Por lo tanto, ¡seguramente podemos llamar a Alentejo el lugar más corchoso de la Tierra!

Almedíjar, España
Con eso en mente, también hay una zona especial en la Comunidad Valenciana, que es conocida por su abundancia de alcornoques. El lugar del que hablo es el Parque Natural de la Sierra de Espadán. Un gran ejemplo de este tipo de ecosistemas se encuentra en las afueras de Almedíjar (Castellón). Específicamente, el área predeciblemente llamada la Dehesa es un gran ejemplo de los bosques de alcornoques.

La abundancia de alcornoques que se encuentran en los alrededores de Almedíjar se ha aprovechado hace mucho tiempo. Ya en el siglo XIX (desde 1861) la industria de este pequeño pueblo se centraba en la producción de corcho, y hasta el día de hoy podemos encontrar evidencia de eso. Lo admiramos en las macetas de corcho que bordean algunas de las calles del pueblo, la corteza de color rojo intenso de troncos recién despojados, o las ruinas de la fábrica de corcho Masía Mosquera -hoy en día abandonada-, a la que se puede acceder fácilmente a pie y es un gran recordatorio de la fuerte influencia del alcornoque en el estilo de vida de la población local. Aunque fue abandonada en la década de 1960, aún se puede visitarla y sumergirse en los restos de la producción de corcho con la ayuda de varios paneles de información que explican la importancia de esta fábrica en su día. Más sobre Masía Mosquera – LaSurera.org (Surera es la palabra Valenciana que significa alcornoque).

Un dato más (y muy importante) de Almedíjar es que el pueblo todavía tiene mucha artesanía. Un mejor ejemplo es la Queseria Artesana Los Corrales. Aquí se elaboran algunos de los mejores quesos de España. Si combina esto con el hecho de que el pueblo también tiene una pequeña bodega – Alcovi Bodega, visita a Almedíjar se convierte en una cita obligada para excursionistas de todos los niveles.

Vamos a hacer la ruta de los alcornoques muy pronto, así que estad atentos a las actualizaciones sobre próximas caminatas. Mientras tanto, podéis leer sobre una de nuestras rutas pasadas que comenzaron desde Almedíjar – The Rocks of Cullera.


Fuente – Apcor.pt (From the Cork Oak to Cork. A Sustainable System)

Muchas gracias a Catherine Salsbury por inspiración y las maravillosas fotos!

Un comentario en “El Mundo de los Alcornoques

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.